Nuestra historia

eL SOBREPRECIO ES partE DE NUESTRO DÍA A DÍA

Y en la relojería no es una excepción. La realidad es que la innovación está dominada por el monopolio de las grandes marcas.

Históricamente, hay materiales de alto valor que han sido apropiados por las empresas de lujo, como la fibra de carbono, el cristal de zafiro, o el carburo de titanio, entre otros.

¿Por qué se paga de 10 a 20 veces su valor?

Esto se debe principalmente a 3 razones. La complejidad del proceso de fabricación, la limitación de unidades y los patrocinios que paga una marca.

Un ejemplo clásico es la fibra de carbono.

InnovaCIÓN Y accesibiliDAD

Hoy en día, un reloj con fibra de carbono real puede costar varios miles de euros.

Su precio en la industria del lujo puede suponer de 10 a 20 veces su valor, lo sabemos perfectamente porque llevamos +14 años trabajando este material.

Esta situación genera gran controversia entre el valor real de los materiales y el estatus o posicionamiento de la marca.

Es accesible para personas que buscan lujo, pero no está al alcance de quien busca innovación.

¿Y si te dijéramos que podemos revertir esta situación?

Co-FundADOREs

Somos Francesc Robles y Sergi Gibert, nacidos en Tarragona (1984), España. Ingenieros industriales y amigos, especializados en mecánica industrial por la Universidad Rovira i Virgili, y amantes de dos cosas por encima de todo, la innovación y la relojería.

Con una experiencia de +14 años dirigiendo una unidad de negocio especializada en fibra de carbono, hemos trabajado para las principales compañías energéticas y nucleares de nuestro país, además de colaborar con distintos estamentos públicos.

Fundamos blesbert para redefinir el lujo de la industria relojera con un espíritu innovador.

Esta forma de pensar sustenta los valores de nuestra marca como son la diferenciación, la sofisticación y la voluntad de ir siempre un paso por delante.

Utilizamos procesos y materiales empleados en el sector aeroespacial, combinado con pura artesanía suiza. Un nuevo concepto del tiempo, que pocos conocen.

Y por último pero no menos importante, creemos firmemente que las tecnologías de vanguardia y los materiales avanzados deben estar al alcance de quien aprecia la innovación, independientemente del poder adquisitivo.